Plan de Manejo de la Escalada

Los planes de manejo de la escalada son una forma efectiva de regular la escalada tanto en zonas públicas como privadas. Un Plan de Manejo de la Escalada (PME) exitoso:

  • Fomenta relaciones cooperativas entre escaladores y administradores de recursos.
  • Provee las directivas mínimas y necesarias para asegurar la protección de los recursos naturales y se implementa gradualmente, de medidas indirectas (como educación), a medidas directas (como restricciones).
  • Cumple con los requisitos establecidos por la ley y el manejo interno de los organismos involucrados (donde sea pertinente).
  • Provee información sobre el estatus y la importancia contextual del valor de los recursos y la actividad de la escalada. También brinda información sobre patrones de uso y los efectos de la escalada en dichos recursos.
  • Describe la practica de la escalada como una experiencia recreativa y considera como de gran valor la variedad de oportunidades para escalar.
  • Reconoce medidas alternativas que abordan el tema del impacto ambiental causado por la escalada de manera consistente con las medidas tomadas en relación a otros grupos de recreación.

La adhesión de los escaladores al enfoque adoptado por la administración es generalmente buena en áreas donde las prioridades de la gestión han sido bien publicitadas y donde el público ha tenido oportunidades de participar en el desarrollo de las políticas de dicha gestión. Contrariamente, la disconformidad surge a menudo en situaciones donde la comunicación entre escaladores y administradores es limitada, donde las medidas tomadas por la administración están basadas en un desconocimiento de las actividades de escalada y de los patrones de uso, y donde las restricciones han surgido sin una identificación clara del problema a través de observación de campo.

Un PME puede combinarse con un Plan de Gestión de Riesgos dependiendo del contexto.

Esquema sugerido de los contenidos de un PME*

El documento de un Plan de Manejo de la Escalada puede incorporar los siguientes contenidos, dependiendo del alcance del proyecto:

  1. Introducción.
  2. Propósito y necesidad
  3. Objetivos.
  4. Autoridades, políticas, lineamientos para el manejo de recursos y actividades de recreación.
  5. Descripción de las condiciones actuales de los recursos naturales, históricos y culturales: descripción general, comunidades vegetales, comunidades animales, recursos específicos (estatus especial de especies/cultural/histórico) y condición actual de los recursos identificados.
  6. Descripción de infraestructura administrativa de relevancia (senderos, instalaciones y servicios de acampe, eliminación de residuos, estacionamiento)
  7. Descripción de las actividades de escalada: historia, importancia nacional/regional, quiénes son los escaladores, perfil de los usuarios, descripción de las oportunidades para escalar existentes y potenciales, descripción de los patrones de uso, potencial de las nuevas áreas de escalada y mapas/ubicación de los recursos de escalada.
  8. Descripción/resumen de cuestiones relacionadas con la gestión de la escalada.
  9. Condiciones de los recursos a los que se aspira en el futuro.
  10. Descripción de la gestión de la escalada, pasada y presente.
  11. Recomendaciones para la gestión de políticas, lineamientos y acciones.
  12. Resumen del proceso de revisión interno/público (incluyendo cambios hechos al borrador).
  13. Futuros procedimientos de coordinación/revisión.
  14. Glosario.
  15. Bibliografía.
  16. Contactos (grupos interesados/organizaciones)
  17. Apéndices – acá se quiere describir la variedad de oportunidades para escalar como muy valiosas.

Para una guía mas detallada sobre cómo desarrollar un Plan de Manejo de la Escalada, por favor descarga el siguiente documento de la Access Fund:
Climbing Management – em inglés.

Share